Blefaroplastia o Cirugía de los párpados.

. La blefaroplastia es la cirugía que corrige el exceso de piel y las bolsas en los ojos.
. Con esta cirugía conseguimos rejuvenecer la mirada.

La Blefaroplastia es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares.
La cirugía de los párpados (blefaroplastia) es una técnica quirúrgica que consiste en corregir el exceso de piel y las bolsas de grasa de los párpados superiores e inferiores. Estos síntomas, causados por el paso de los años, dan una apariencia de envejecimiento y cansancio que afecta al conjunto de la cara.
El proceso de envejecimiento provoca varios cambios en el área periocular. En el párpado superior se caracterizan fundamentalmente por un exceso y descolgamiento de la piel del párpado. Y en el párpado inferior, la laxitud de las estructuras fibrotendinosas que aparece con la edad provoca fundamentalmente dos cambios a nivel palpebral. Por un lado, la grasa orbitaria, se hernia hacia adelante, haciéndose visible en la piel y dando lugar a las coloquialmente conocidas “bolsas”. En segundo lugar, el estiramiento y descolgamiento de la piel, músculo orbicular y tendones de los párpados dan lugar a arrugas “patas de gallo”, pliegues y un descenso del párpado inferior.

blefaroplastia_collage

Es una cirugía breve, con un postoperatorio sencillo y con unos resultados duraderos. Esta técnica puede aplicarse sola o junto a otras cirugías estéticas de la cara destinadas a eliminar las arrugas faciales o flacidez del rostro.
La cirugía de los párpados superiores consiste en extirpar la piel sobrante y restaurar la tensión normal del músculo. En los casos que lo requieren, también se extirpan las bolsas de grasa.
En los párpados inferiores, se eliminan las bolsas de grasa que en ocasiones pueden llegar a tener grandes dimensiones. Esta intervención puede realizarse de dos maneras:
1. Vía externa: se realiza un pequeño corte bajo las pestañas por el que se extraen las bolsas de grasa y se cierra mediante una sutura muy fina que, al mismo tiempo, sirve para tensar la piel.
2. Vía interna (transconjuntival): consiste en hacer una pequeña incisión en el interior del párpado, sin herida externa, por la que se saca la grasa a través de la mucosa interna del párpado. No es necesaria sutura ya que este tejido cicatriza muy bien por sí mismo. En este tipo de operación se protegen los ojos con unos lentes de contacto especiales (protector ocular) después de poner unas gotas anestésicas. Este procedimiento es el más común para personas menores de 45 años que no necesitan que se extirpe piel. La gran ventaja de esta técnica es que no deja cicatriz y que no puede cambiar la forma de los ojos.
La duración de la intervención acostumbra a ser de media a una hora, dependiendo de si se operan los cuatro párpados a la vez o sólo los superiores o los inferiores.
Los primeros días tras la intervención, puede existir cierto grado de inflamación. Si realizamos durante la primera semana de la cirugía unas sesiones de drenajes linfáticos del método Vodder, ayudamos a eliminar el acúmulo de líquidos, acortando así́ el postoperatorio y favoreciendo una pronta recuperación. A las dos semanas el paciente puede ya reanudar su vida normal percibiendo un resultado definitivo a partir de los tres meses.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply