Ejercicios de Kegel

Los músculos del piso pélvico, también conocidos como músculos de Kegel, son encargados de soportar el útero, la vejiga, el recto y el intestino delgado. Fueron descritos por Arnold Kegel en 1948, cuando invento una serie de métodos no quirúrgicos, para la relajación total de los genitales. Es usual incorporar ejercicios de Kegel en la rutina diaria, para mejorar la vida sexual y evitar los problemas del piso pélvico, tales como la incontinencia urinaria e intestinal. En esta entrada, te dejamos una serie de recomendaciones para que los ejercicios sean eficaces.

Motivos por los que se pueden atrofiar los músculos vaginales y se debe precisar de ejercicios de Kegel

  1. Embarazo y posterior parto
  2. Por la edad
  3. Por sobrepeso
  4. Infección urinaria crónica
  5. La menopausia

¿En qué consisten los ejercicios de Kegel?

Estos ejercicios consisten en contraer los músculos que cierran los esfínteres (ano y uretra) y sujetan los órganos de la pelvis (vejiga, vagina, útero y recto).

¿Cuándo se puede empezar a hacer los ejercicios de Kegel?

Una vez localizado los músculos del suelo pélvico y la realización de una contracción eficaz de los mismos, se puede proceder a realizar los ejercidos de Kegel. Si los músculos están débiles se recomienda ejercitar de manera tumbada (Boca arriba, de lado o boca abajo) puesto que la fuerza de gravedad radica y es más fácil contraer el suelo pélvico.

A medida en que se fortalece el periné, se debe ir cambiando de posiciones, además se deberá ir realizando contracciones que duren más tiempo y en su mayor parte, sean más intensas.

Te proponemos un plan que puedes poner en práctica, para que la realización de estos ejercicios sea eficaz:

  1. Realiza una serie entre 8 y 12 contracciones de intensidad máxima.
  2. La contracción durará entre 3 y 10 segundos, dependiendo de la musculatura.
  3. Repite esto por tres series más.
  4. Tomate 15-20 segundos de descanso para que la musculatura se recupere, logrando así que la próxima contracción sea eficaz.
  5. Realiza este plan todos los días, incrementando las series y la duración de las contracciones.

Beneficios al realizar los ejercicios de Kegel

Al cumplir con un adecuado programa de entrenamiento diario te proporcionará una serie de beneficios grandiosos como:

  1. Ayudarte a poner en forma tu suelo pélvico, teniendo así un mayor control sobre tus esfínteres
  2. Mejorará la función de soporte que ejerce tu suelo pélvico
  3. Prevendría y mejoraría los prolapsos genitales
  4. Recuperarte rápidamente luego de una cirugía ginecológica o un parto.

Los ejercicios de Kegel ¿pueden beneficiar a?

  1. Embarazadas: Sus partos serían más fáciles, recuperarían la tonicidad del suelo pélvico tras el parto y evitarían las perdidas constantes de orina.
  2. Mujeres que sufren incontinencia urinaria y/o fecal: Oprimirían los síntomas de la incontinencia.
  3. Mujeres afectadas por prolapsos: Sentirían que los síntomas van reduciendo paulatinamente.
  4. Mujeres durante la menopausia: Prevendría las disfunciones de suelo pélvico procedentes de los cambios hormonales que durante la menopausia afectan debilitando los tejidos.
  5. Mujeres que han sufrido operaciones de suelo pélvico: Colaboran en la rehabilitación de la musculatura tras este tipo de cirugías.
  6. Jóvenes deportistas: Tonificando el suelo pélvico, se equilibran los impactos que el deporte produce sobre esta musculatura y se previene otras disfunciones a posterior
  7. Relaciones sexuales: Tonificar la musculatura del suelo pélvico favorece unas relaciones sexuales más placenteras.
  8. Hombres: Mejorarán la calidad de sus erecciones y retardarán el momento de la eyaculación.

Consejos para hacer los ejercicios de Kegel con total eficacia

Para fortalecer los músculos del suelo pélvico, basta con apretar dichos músculos, proporcionándole una ayuda para controlar de manera adecuada la vejiga. Si no tienes mucho conocimiento acerca de este tema, te proporcionamos unos consejos para que tengas en cuenta y los realices diariamente de manera que sea vigoroso para ti

  1. Encuentra los músculos correctos, estas formas son adecuadas para que pruebes a la hora de apretar:
    • Supone que estas pretendiendo contener los gases y aprieta los músculos que usarías para esa acción. Si sientes como un tirón, son los músculos adecuados.
    • Imagina que estas sentada sobre un objeto y deseas recogerlo con la vagina, succiona con los músculos hacia adentro.
    • Acuéstate e introduce un dedo en tu vagina, aprieta como si estuvieses intentando aguantar la orina, si sientes que el dedo está ajustado, esos son los músculos correctos
  2. Recibe la ayuda de médicos, enfermeros o terapeutas que te ayudarán a determinar los ejercicios que realizas bien, encontrando así los músculos correctos.
  3. No intentes apretar otros músculos al mismo tiempo, puesto que apretar músculos equivocados añaden presión a los músculos que controlan la vejiga. ¡No aguantes la respiración!
  4. Repite los ejercicios, pero no con tiempo prolongados.
  5. Haz los ejercicios por los menos 3 veces al día, usando diversas posiciones: acostada, sentada y parada. Si usa estas 3 posiciones, los músculos se volverán más fuertes.

Ten paciencia, no te desesperes ni te des por vencida, es posible que no notes mejoría hasta pasadas de 3 a 6 semanas, aun así obtendrás esa mejoría si eres más constante con los ejercicios.

¿Debo contactar con un médico para realizar los ejercicios de Kegel?

En parte si, ya que ellos son los indicados para determinar cuál es el ejercicio que más se adecua a tu musculo, y te brindarán servicios médicos en cuanto a la verificación de los ejercicios, los cuales deben ser ejecutados de manera adecuada para la buena contracción muscular.

¿Por cuánto tiempo debo seguir haciendo los ejercicios Kegel?

No pares de realizarlos, puedes convertir esto en un hábito de por vida. Si no tienes ningún tipo de afección, la realización de estos ejercicios te fortalecerá el suelo pélvico y te protegerán contra el prolapso de órganos pélvicos.

Este hábito no afecta para nada tu salud, por el contrario te facilitará una serie de beneficios brillantes. No dejes de hacerlos y, si aún no comienzas con tu rutina diaria, hazlo inmediatamente, luego de ver progresos no dejarás de realizarlos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply