Los antioxidantes son unos componentes imprescindibles para nuestro organismo al combatir la oxidación. Sobre los 30 años el organismo humano ya no puede compensar la oxidación de forma natural y es cuando empieza lenta y progresivamente el envejecimiento. Si compensamos esa carencia natural con la ingesta de alimentos o suplementos alimenticios ricos en antioxidantes lograremos una mejoría general para nuestro organismo.

Detener el proceso de envejecimiento es una las metas médicas y científicas más importantes de la historia de la humanidad. Algunos científicos considera que este proceso natural se debe enfocar como una enfermedad y no como algo que deba pasar de forma inevitable, la oxidación. La naturaleza nos ofrece ejemplos de seres vivos, sobre todo del reino vegetal, que viven miles de años y también existe un gusano que se le considera inmortal y que es capaz de autoregenerarse, antioxidante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies