Respirar bieen

Respirar bien para vivir mejor

TU YO MÁS SALUDABLE: RESPIRAR BIEN PARA VIVIR MEJOR

No hay duda de que la mejor forma de envejecer es con salud y felicidad. Aunque parezca imposible que estas dos situaciones se pueden dar al mismo tiempo, lo cierto es que mantienen una relación muy estrecha entre ellas.

Como todos sabemos, el oxígeno es esencial para los seres vivos y la respiración crea grandes impactos en nuestra forma de vida. Si nuestros pulmones no pueden realizar de forma correcta las funciones de captación de oxígeno, este tampoco llega de forma correcta a la sangre y nuestro organismo es incapaz de funcionar bien.

De forma contraria, una buena respiración puede incentivar la segregación de las ya conocidas “hormonas de la felicidad”: la serotonina, la oxitocina y la dopamina, entre otras. La mejor forma de asegurarte que tu sistema respiratorio funciona bien es midiendo la saturación de oxígeno en sangre.

En la actualidad, los mejores oxímetros de dedo son pequeños, fáciles de usar en cualquier dedo de la mano, en cualquier momento del día y capaces de detectar tu salud respiratoria de forma inmediata. El cálculo del oxígeno en sangre, además de ayudar enormemente a prevenir situaciones de riesgo en personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares, también ayuda a las personas sanas a mejorar sus hábitos de sueño y actividades deportivas.

El sueño y respirar bien:

Son muchas las personas que se encuentran cansadas después de largas horas de sueño y no encuentran el motivo. Se han equipado con el mejor colchón, en su vecindario no hay ruido y cuidan sus rutinas nocturnas. En muchos casos, esta falta de calidad de sueño deriva de problemas de la Respirar bien respiración como la apnea. Los oxímetros ayudan a estas personas a detectar posibles irregularidades y a prevenir daños mayores causados por la falta de oxígenos en el cerebro.

Dormir bien te ayuda a ser más optimista y mejora las relaciones interpersonales. Una buena calidad de sueño te permite tomar mejores decisiones y, aparte, prevenir y combatir enfermedades.

Mejorar la calidad respiratoria con actividad física:

El otro gran aliado de la salud y el bienestar es el deporte. La actividad física mejora enormemente nuestra salud y ayuda al buen funcionamiento del organismo. Por lo que hace a respirar bien, conocer la cantidad de oxígeno en sangre te ayuda a conocer cuáles son tus límites, saber cuándo parar y llevar un recuento de evolución.

El oxímetro puede ser usado en cualquier edad, desde bebés recién nacidos, adultos y personas de la tercera edad. También personas en rehabilitación después de una intervención quirúrgica, enfermos, deportistas, o cualquier individuo que quiera conocer su salud respiratoria. La medicina indica que los niveles de saturación de oxígeno saludables oscilan entre el 95% y el 100%. Después de unos segundos de uso, el oxímetro es capaz de indicar el nivel de oxígeno en sangre en el cuerpo humano. Es silencioso, no molesto, fácil de usar y efectivo.

En definitiva, conocer nuestra respiración puede mejorar el bienestar de nuestra vida. Poner remedio a nuestras irregularidades respiratorias o bien tener conocimiento de cómo han ido mejorando nuestros órganos con buenos hábitos como el sueño o la actividad física. Vivir con actitud positiva y envejecer de la mejor forma posible: con salud y felicidad.


Autor: RedaccionActual | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies