Tratamiento de Ortodoncia Invisible

En este artículo pretendemos dar a conocer un poco mejor el tratamiento de ortodoncia invisible y por qué es tan importante la elección de un buen centro especializado que cuente con profesionales con experiencia en este tipo de tratamiento.

Ortodoncia Invisible

Que es la ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible o Invisalign es un tratamiento innovador y revolucionario respecto a los brackets, que nos permite la solución de problemas producidos por el apiñamiento y mordida, de manera discreta y eficaz. Este tratamiento dental coloca una serie de alineadores, hechos a medida y totalmente transparentes que enderezan la dentadura y modifican su posición.

Los orígenes de este sistema de tratamiento datan del 1997, cuando dos estudiantes de la Universidad de Stanford, pensaron en realizar ligeros movimientos de los dientes con una serie de alineadores de poliuretano removibles, con soporte informático. En Agosto de ese mismo año, consiguieron la financiación de su proyecto, fundando Align Techonology, Inc. en Santa Clara (California). En 1998 reciben la autorización de la Federación Dental Americana (FDA) para comercializar el sistema, aunque no fue hasta 1999, cuando el sistema Invisalign se introdujo en una reunión de ortodoncistas, comenzando su distribución en USA.

Este sistema utiliza la tecnología CAD/CAM y un software denominado Clincheck. En el inicio de este tratamiento, el ortodoncista realizará un estudio radiológico con escáner 3D, intraoral y fotográfico de los dientes del paciente que nos permiten crear una férula con una precisión absoluta que se adaptará las necesidades del mismo. Los alineadores se irán cambiando cada 15 días, para ir colocando los dientes en la posición adecuada de manera progresiva. En algunas ocasiones, incluso el propio paciente puede proceder al cambio de férula en su propia casa, siguiendo eso sí, las instrucciones del especialista.

Ventajas de la ortodoncia invisalign

  1. Estética, ya que son invisibles y no se perciben a simple vista, frente a los bracquets metálicos, que son menos discretos.
  2. Comodidad, ya que al ser realizados a medida, tienen la forma exacta de los dientes, siendo muy fácil su colocación. También podemos quitarlos y colocarlos con facilidad, como por ejemplo en las comidas, al contrario que los clásicos bracquets que dificultan enormemente comer, llegando a producir molestias, llagas o rozaduras.
  3. Higiene, es muy sencillo la limpieza de las férulas, ya que pueden ser extraídas y limpiadas con agua directamente. También es mucho más fácil el cepillado de los dientes.
  4. Menos efectos secundarios, ya que no causan dolor, ni producen heridas internas como los bracquets, al estar adaptadas desde el primer momento a la dentadura del paciente.

Con la ortodoncia Invisalign, se tarda menos tiempo en conseguir el resultado correcto que con los bracquets metálicos. (6-18 meses contra 18-36 meses). Algo muy importante es que desde la colocación de los primeros alineadores ya se notan los cambios, aunque para que éstos sean totalmente efectivos en los pacientes y su entorno, serán a partir del 4 o 5 alineador, es decir que empezaremos a sonreír a partir del primer mes de tratamiento. Esperamos que este artículo os haya servido para conocer mejor el tratamiento de ortodoncia Invisalign y los beneficios que conlleva. Nuestra recomendación es como siempre, que os pongáis en manos de un buen especialista que os aconseje sobre este tratamiento y las múltiples posibilidades que éste ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies